"La soledad y el colibrì"


"Versos y un delirio"

Deja que nazca en el tiempo, los atavíos del deseo. La decadencia del verso en las páginas del poeta, las hendiduras del pincel en el lienzo del pintor. Los canastos entretejidos de mimbre y lana, que guardan los colores de nuestros sueños en el tiempo y mantienen el calor de nuestras fantasías. No tiene espacio el corazón para nuestros delirios, no existe dimensión en la que germine nuestra semilla. Porque mas que carne somos deseo, mas que huellas somos camino.

"Sin embargo aún no cruzamos el umbral de nuestro encuentro, seguimos ausentes en nuestras vidas. Porque mas que amantes somos promesa, mas que dos somos uno en este mar de gente."

Emiliano Chinelli

"Como ríos, que descienden."


"En compañía de su ausencia"

El calor de tus labios, el ritmo de tus pensamientos, el sabor anidado en el tiempo. Nacen sonrisas en los momentos mas adversos. Como me explico tal sentimiento, ¿cómo se llenó tan rápido la ausencia?. El vacío es amargo, pero mi ultima compañera me enseñó lo suficiente para entender que el vacío no daña, el vacío enloquece.

Cuando la soledad se establece, no queda mas que recibirla y hacer lánguida su estadía, porque cuanto mas duele su compañía, mayor se valora su ausencia.
Su falta, es tu presencia, tu compañía.

¿Cómo me explico nuestra ceguera?, siempre tan cerca, pero cruelmente lejos. Nuestras miradas son poemas, nuestras palabras son canciones. Pero somos ciegos y sordos. Estamos separados por el velo de la naturaleza. El precio de nacer en placentas diferentes pero tener un mismo corazón.

"Dedicado a los que encontraron, encuentran y encontrarán hermosas colecciones de sentimientos en los peldaños de la vida..."

Emiliano Chinelli

(Disculpen la ausencia, estoy de vuelta con ustedes, gracias por su compañía)